8 razones para lanzarse a iniciar un negocio de sublimación
La sublimación es una técnica relativamente nueva para personalizar de forma permanente prendas y objetos que luego se venden en tiendas de fotografía, publicidad, repostería etc. Lo único que se necesita es una impresora de inyección, tinta y papel especial y una plancha de transferencia. Pero, ¿qué es lo que hace tan atractivo esta técnica como para que valga la pena crear un negocio sólo con ella? Sigue leyendo y te explicamos 8 buenas razones

8 razones para lanzarse a iniciar un negocio de sublimación

La sublimación es una técnica relativamente nueva para personalizar de forma permanente prendas y objetos que luego se venden en tiendas de fotografía, publicidad, repostería etc. Lo único que se necesita es una impresora de inyección, tinta y papel especial y una plancha de transferencia. Pero, ¿qué es lo que hace tan atractivo esta técnica como para que valga la pena crear un negocio sólo con ella? Sigue leyendo y te explicamos 8 buenas razones:

  • Baja inversión. Si empiezas, un pack que incluya una impresora A4, plancha y todos los materiales necesarios te puede salir por poco mas de $15,000 ¿dónde encuentras un negocio que se puede empezar con esa inversión?

  • Alta rentabilidad. Los productos que vas a producir para vender al detalle tienen amplios márgenes que te permitirán amortizar la inversión en poco tiempo.

 

  • Vende a bajo costo. Especialmente en estos tiempos, es conveniente vender cosas que sean de precio accesible. Ampliarás el espectro de público, y facilitarás la compra impulsiva. Lo que se vende es tan accesible y original que, con un poco de creatividad en tus sugerencias, tus clientes sabrán encontrar razones para comprarte.

 

  • Fácil de aprender. Si ya sabes utilizar un ordenador y un programa gráfico básico, es poco lo que tendrás que aprender adicionalmente. Es posible aprender en un día la mayor parte de lo necesario para poder empezar a hacer tus propios artículos personalizados.

 

  • Es digital! Puedes vender en todos lado (Redes Sociales, Mercado Libre, con tus amigos) ya que son productos de muy bajo costo son muy accesibles.

 

  • No necesita mucho espacio. No pienses en alquilar aún, eso ya llegará si el negocio te lo pide. Un taller de sublimación puede caber en tu casa. Después de todo, si ya tienes espacio para un ordenador y una impresora, sólo tienes que buscar dónde ubicar la plancha.

 

  • Versátil. No sólo vas a hacer camisetas, aunque si tienes originalidad podrías hacerlo. Puedes hacer tazas, llaveros, monederos,… y así hasta mas de 400 productos.

 

  • Compatible con otras actividades. Es posible que quieras probar varios negocios hasta que aciertes el que te conviene. Esta técnica se puede trabajar a tiempo parcial, ya que no has comprometido un gran capital. Y quizás se quede siempre como un complemento a tus ingresos habituales…

 

Empieza por hacer un pequeño estudio de mercado para enumerar todas las aplicaciones en las que podrías ofrecer productos sublimados: peñas, equipos deportivos, despedidas, fiestas, reclamo publicitario, eventos,… Si las ideas te fluyen y eres capaz de llenar una hoja con mercados potenciales a los que puedes llegar, ya has hecho la parte mas difícil. El resto va a ser mucho mas sencillo…

Y si necesitas ayuda, no lo dudes: contáctanos y te asesoraremos.